ENTIENDE EL DESCANSO Y SUEÑO DE TU BEBÉ Y EVITA FRUSTRARTE – Trocitos de ti

✨Llena de felicidad tu hogar y compártela con los tuyos✨ 🚚 Envío GRATIS a Península a partir de 20€ 🚚

ENTIENDE EL DESCANSO Y SUEÑO DE TU BEBÉ Y EVITA FRUSTRARTE

Para este artículo hemos contado con la colaboración de Marian, creadora de SleepyBebes, donde asesora a familias sobre el descanso y sueño de sus bebés
.

¿QUÉ ENCONTRARÁS EN ESTE ARTÍCULO?

1) ¿QUÉ PUEDO ESPERAR AL TRABAJAR PAUTAS DE SUEÑO CON MI BEBÉ?
2) ¿QUÉ TENGO QUE SABER SOBRE EL SUEÑO DE MI BEBÉ?
3) ¿QUÉ OCURRE MIENTRAS DUERME?
4) OTRAS CUESTIONES INTERESANTES 

1) ¿QUÉ PUEDO ESPERAR AL TRABAJAR PAUTAS DE SUEÑO CON MI BEBÉ?

En primer lugar, hay que entender y normalizar las expectativas. Es decir, debes ponerte metas realistas respecto al sueño de tu bebé. Ten en cuenta que con los bebés se pueden marcar pautas y hacer ciertas cosas en esa línea pero al final cada bebé es un mundo y es una persona que puede reaccionar de una forma u otra.

 Aunque reaccionen bien y duerman bien, hay que entender que ese “bien” en un bebé puede significar que duerma 4 horas seguidas. No debes tener como expectativa que tu bebé duerma “del tirón” en pocos meses, incluso si estás trabajando pautas al respecto. De esa forma no te sentirás frustrada porque sabrás qué esperar. 

Por otra parte, el sueño y descanso son complejos y aunque estés practicando, informándote o haciendo algún curso para mejorar este ámbito debes tener paciencia y comprensión sobre la situación. 

Relacionado con lo anterior, también te ayudará a manejar las expectativas saber cómo funciona el sueño, sus fases y lo que le influye. Por ejemplo, saber que tanto si duerme 20 minutos como 2 horas es normal te ayudará a normalizar esta faceta y a no preocuparte en exceso. Aunque lleves a cabo una rutina de sueño y descanso, son bebés y en muchas ocasiones se despertarán por la noche. Es lo más normal del mundo. 

Pero tranquila, la etapa de recién nacido no tiene por qué ser un horror desde el punto de vista del descanso. El objetivo principal debe ser tener un plan para que poco a poco ganes conocimiento sobre este ámbito y puedas disfrutar de todas las etapas y saber lidiar con las que sean más complicadas gracias a un mejor entendimiento de cada situación:

  • ¿Por qué está ocurriendo esto?
  • ¿Por qué se despierta por la noche?
  • Qué puedo controlar y que no
  • Qué puedo mejorar y qué cosas voy a aceptar porque es un bebé y es normal que se despierte

Igual que hay bebés que tienen más facilidad para comer que otros, que lloran más o que son más tranquilos, lo mismo ocurre con el sueño; hay bebés que se duermen con mayor facilidad y otros con menos, unos aguantan más tiempo dormidos y otro menos… Cada bebé tiene su temperamento y personalidad. 

“Incluso los gemelos, que son bebés que siguen las mismas pautas y tienen el mismo entorno tienen distinto comportamiento respecto al sueño”

2) ¿QUÉ TENGO QUE SABER SOBRE EL SUEÑO DE MI BEBÉ?

La mejor herramienta es establecer buenos hábitos de sueño. ¿Para qué sirven? Para que todos los cambios que va experimentando el bebé a medida que crece le afecten lo menos posible: crisis de lactancia, de crecimiento, intelectuales, salida de dientes, adquisición de mayor movilidad… 

¿Cómo no van a influir en el sueño todos estos cambios? Igual que, seguramente, también afectan a tu sueño momentos de más estrés, un nuevo proyecto que tengas en marcha… Además, imagina que hoy te dijesen que puedes volar ¿dormirías esta noche? Seguramente no (al menos yo no lo haría jeje) Pues ahora imagina cuando tu bebé descubra que puede gatear o andar. Esa nueva “libertad” que se le abre también afectará a su sueño porque está descubriendo todo lo nuevo que puede hacer gracias a esa habilidad que está adquiriendo. 

Por eso ante preguntas como ¿Qué puedo hacer para que no se despierte? La respuesta es: puedes practicar e incorporar pautas y rutinas, pero no puedes controlar que el bebé se despierte o no y tampoco puedes controlar el tiempo que duerme, tanto durante la siesta como por la noche. 

Muchas veces queremos un bebé de 8 meses siga el horario que tenemos nosotros o el de su hermano mayor que igual tiene 3 años y un bebé al final tiene sus propias necesidades y se adapta mejor a un tipo de horarios y a ciertas horas de dormir y despertarse. Lo normal en la mayoría de los bebés es que se despierten pronto 6:30-8:30 y se duerman también pronto, sobre las 7:30-8 Ésta es la hora más habitual en la que los bebés es más fácil que se duerman. 

Por eso es importante entender cuál es el comportamiento y horarios más habituales. Luego podrás intentar adaptarlos a tu bebé, pero sabiendo cuál es el comportamiento estándar en cada etapa reducirás tu frustración y te ayudará a entenderle mejor.  

3) ¿QUÉ OCURRE MIENTRAS DUERME?

Si mi bebé se pone a llorar mientras duerme, ¿hay alguna pauta de tiempo para dejarle solo antes de ir a calmarle? 

Hay momentos donde se le puede dar un poquito de tiempo, unos 20-30 segundos, antes de ir a calmarle. Esto no quiere decir que le dejes llorando solo, como ves hablamos de segundos, pero a veces, dejando este tiempo de margen te aseguras de que tu bebé está realmente despierto y requiere tu atención, y no ha sido un lloro puntual dentro de su proceso de sueño. Cuando se duermen, los bebés se mueven, hacen ruido y a veces, al intervenir de inmediato, lo que hacemos es despertarle más.  

Si finalmente tienes que actuar intenta calmarle dentro de la cuna. Muchas veces los bebés lloran y aunque no tienes que evitar cogerle, si estás incorporando una nueva rutina debes ser consecuente con tus comportamientos ante las distintas reacciones de tu bebé. Es decir, los bebés responden muy bien a que siempre obtengan la misma respuesta ante un comportamiento, por eso es mejor que tengas siempre la misma reacción ante la misma situación. 

Por otra parte, muchos padres creen que es justo la hora de dormir lo que marca la diferencia del sueño durante la noche y eso es solo una pequeña parte. La calidad del sueño del bebé comienza desde que se despierta. Para que duerma bien por la noche es clave todo el proceso desde que se levanta por la mañana. Hay que controlar el día para conseguir que la noche vaya lo mejor posible: cuánto ha dormido durante el día, cómo ha comido, ha estado suficientemente despierto, ha dormido mucho o muy poco… 

¿Por qué mi bebé se desvela por la noche?

Hay que entender que un tramo de sueño “largo” para un bebé puede ser de 4 o 5 horas. Por lo tanto, si el bebé se ha dormido, por ejemplo, a las 21 y se despierta a las 2 de la mañana, ya habría dormido 5 horas. Es normal que necesite una hora, y a veces más según su ventana del sueño, hasta volver a sentir ese cansancio y dormirse de nuevo. Por lo tanto, no es que se desvele, es que es su ritmo normal.

“Ventana del sueño: Es el tiempo máximo que un bebé puede permanecer despierto antes de estar sobre cansado y necesitar volver a dormir”

Aun así, si mantienes los estímulos al mínimo durante ese tiempo será más fácil que tu bebé enlace con el siguiente ciclo del sueño. Así, poco a poco será capaz de enlazar un ciclo del sueño con otro. Mientras los bebés todavía no sepan enlazar sus ciclos de sueño es normal que quieran interactuar con sus padres, pero ten en cuenta que en muchas ocasiones al cogerles de la cuna para intentar que se duerman los estímulos que se generan hacen que se despierten más. 

También depende del bebé, hay algunos que se despiertan y se quedan en la cuna sin hacer nada, haciendo ruiditos y tranquilos y cuando quieren volver a dormirse puede que “protesten” un poco más porque no sabe cómo hacerlo. En ese momento los papás interactúan para ayudarles a dormir. Sin embargo, otros bebés nada más despertaste ya lloran para que se les coja. De todas formas, si poco a poco le enseñas a enlazar esos ciclos de sueño, esos despertares que tienen todos los bebés no se van a convertir en despertares completos, sino que van a enlazar con otro ciclo del sueño y continuar durmiendo. 

Ten en cuenta que nosotros los adultos también nos despertamos varias veces por la noche. La diferencia es que ya sabemos cómo volver a dormirnos y enlazar con el siguiente ciclo de sueño. Tanto es así que, en la mayoría de los casos, no recordamos habernos despertado mientras dormíamos. 

¿A qué hora debe dormir la última siesta?

Cuando son muy pequeños es normal que duerman mucho durante el día. La mayoría de los bebés a partir de los 3-4 meses se benefician de que la hora de dormir sea sobre las 7-8. 

Pero los recién nacidos todavía no tienen el ritmo circadiano tan establecido y, por lo tanto, hay muchos bebés a los que también les va bien esa hora y otros que se duermen a las 10 de la noche. En este punto entra en juego el conocimiento que tengan los padres sobre cuándo coge el sueño profundo su bebé por la noche. 

“Los ritmos circadianos son cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo diario, y que responden, principalmente, a la luz y la oscuridad en el ambiente de un organismo. Dormir por la noche y estar despierto durante el día es un ejemplo de un ritmo circadiano relacionado con la luz”
Fuente: National Institute of General Medical Sciences

Una vez que conoces esto y también sabes cuál es la venta del sueño que le corresponde a tu bebé, la última siesta será igual a la “Hora de dormir – Tiempo de la ventana de sueño”. Es decir, si, por ejemplo, tu bebé coge el sueño profundo a las 8 de la noche y la ventana de sueño que le corresponde es de una hora, entonces la última siesta debería ser a las 7.  

¿De qué forma puedo incorporar rutinas de sueño para mi bebé y ayudarle a dormirse solo?

Esto es lo más complicado, cómo enseñarle desde pequeñito a que poco a poco se vaya durmiendo, no del todo solo, pero sí de forma más independiente. También entra en juego la edad de tu bebé y en función de eso tendrás que ayudarle con unas pautas u otras, no son las mismas para un bebé de 3, 8 o 12 meses. 

Por ejemplo, hasta los 5-6 meses su sueño es muy inestable. Por eso puede haber mucha diferencia de un bebé a otro, aunque sigan las mismas pautas. Incluso el mismo bebé puede tener una semana buena y que la siguiente no lo sea tanto. La hormona del sueño no se desarrolla aproximadamente hasta los 5 meses y en función de cómo de estable esté, el bebé puede dormir mejor o peor. 

Además, hay que tener en cuenta lo que comentábamos antes; el resto de variables influyen en el sueño: cuando no es una regresión del sueño, es una crisis de crecimiento o de lactancia, un salto intelectual o están aprendiendo a gatear, hablar, comer o a caminar. 

Lo mejor para implementarlas es fijar la hora de despertar y de dormir con un margen de una hora aproximadamente. Si conseguís mantener ese rango fijo podéis trabajar en una rutina de día para conseguir que también la noche vaya de la mejor forma posible. 

La regresión de los 4 meses puede ocurrir entre los 3 y los 6 meses. El periodo crítico suele durar un mes, pero los cambios que se producen en el ciclo del sueño del bebé se mantendrán después de ese tiempo. ¿Y qué implicaciones tiene este cambio? Si antes tu bebé tenía dos fases, una de sueño profundo y otra de sueño ligero, ahora tendrá más y de todas ellas hay varias de sueño muy ligero.  

Como comentábamos, este cambio de estructura es permanente, por lo que es más probable que los bebés se despierten durante las fases de sueño más ligero y aunque hay algunos que pueden seguir durmiendo hay otros a los que les puede costar más. Durante estas fases cualquier ruido puede hacer que se despierte: cuando os vayáis a meter en la cama, posar el móvil en la mesita, encender una luz, mover la colcha… 

4) OTRAS CUESTIONES INTERESANTES

 ¿Qué puedo hacer para que el sueño del bebé y el mío cuadren lo máximo posible y yo también pueda descansar?

Si le dejas dormir hasta muy tarde por la mañana luego puede costar más hacer que cuadre el tramo largo de sueño hay que jugar con las siestas y la hora de despertar para que su tramo largo del sueño coincida con el tuyo.  

¿Tenemos que cambiar el horario en verano? ¿Qué hago si a su hora de dormir estoy fuera de casa?

Biológicamente, los bebés siempre van a tener su hora de dormir sobre las 7-8 en la mayoría de los casos. Podemos jugar con la última siesta para que tu bebé aguante más tiempo despierto. De todas formas, no pasa nada si algún día puntual se queda despierto hasta más tarde.  

¿A partir de qué edad puedo empezar a trabajar pautas de sueño para que mi bebé duerma de forma más independiente?

Teniendo expectativas realistas, sabiendo que es una cuestión de práctica y constancia y que los resultados pueden variar de un bebé a otro, puedes empezar cuando quieras, incluso desde que tu bebé tenga un mes. 

Al empezar pronto será un proceso más respetuoso y más fácil con el bebé en el sentido de que desde el principio estará acostumbrado a una rutina de sueño con buenos hábitos. Si empiezas cuando hayan pasado unos meses le costará más cambiar esos hábitos ya adquiridos, aunque por supuesto no quiere decir que sea imposible ni que no vayáis a notar mejoría. 

Es una cuestión de práctica. Ten en cuenta que, más que enseñar a dormir a tu bebé, apoyarás el hecho de que vaya a dormir, le acompañas en el proceso. Es un trabajo diario y requiere constancia y paciencia. Hay casos en los que estructurando un poco el día y poniendo algunas pautas el bebé ya reaccionará muy bien y en otros costará más. 

¿Qué hago si mi bebé está irascible cuando en su hora de dormir?

Cuando un bebé está sobre cansado es difícil que se quede dormido. Lo que puedes hacer en estos casos es intentar que se calme en un ambiente con pocos estímulos. Una vez se haya calmado espera unos 10 minutos y vuelve a intentar dormirle. Cuando están en ese momento irascibles es mucho más complicado que se duerman, por eso es mejor seguir este orden que te proponemos. 

¿Qué puedo hacer si cuando duerme con chupete se le cae y se despierta?

Antes de responder aclaremos los dos tipos de succión que existen: la nutritiva (la que hacen para comer) y la no nutritiva. 

Tómate el chupete como una herramienta más. Hay muchos bebés a los que les va muy bien y otros que no lo quieren ni ver. Para los bebés que sí quieren chupete, puede ser una herramienta muy buena porque la succión es muy relajante para los bebés y con el chupete está en marcha la succión no nutritiva. 

Los bebés muy dependientes del chupete se pueden despertar si se les cae cuando están durmiendo. En esos casos, con pocos meses, puedes practicar a quitárselo justo en el momento en el que veas que se va a quedar dormido. Puede resultar complicado, pero te animo a que lo practiques si tu bebé está en esa situación. Ánimo, que seguro que lo conseguís. 

Cuando crezca un poco puedes hacer un juego para enseñarle a que lo coja solo: 

“Durante el día, juega poniendo varios chupetes para que los pueda coger y ponérselos. Por la noche déjale también varios chupetes en la cuna. De esta forma, si se le cae y se despierta podrá coger otro y ponérselo por su cuenta” 

¿Qué ropa hay que ponerle al bebé?

Fíjate en lo que llevas tú y como mucho ponle una capa más. Las manos y los pies suelen estar más fríos que el resto del cuerpo así que es mejor fijarse en la espalda o el pecho del bebé. Es más peligroso para un bebé que esté sobreabrigado a que pase algo de frío. 

¿El colecho es bueno o malo?

Eso depende de cada padre. Lo más importante es que sea un colecho seguro. Hay indicaciones al respecto por parte de Asociación Española de Pediatría que puedes consultar en su web pinchando aquí 

Dicho esto y teniendo siempre en cuenta las recomendaciones de los organismos competentes en cada materia, hay padres que están encantados con esta práctica y otros que no se sienten cómodos. Sea cual sea tu elección estará bien, lo importante es que estéis cómodos vuestra decisión y la llevéis a cabo de forma segura. 

¿Estos días de cuarentena influyen?

El sol es necesario para liberar la hormona del sueño y estos días es posible que si los bebés no reciben luz solar puedan tener problemas para dormir mejor. Aprovecha los paseos para que le dé el sol sin exponerle directamente y evitando las horas centrales del día.  

¿Dónde puedo seguir informándome?

Marian es la mamá de Federico que ahora tiene 6 meses y hace 5 años, con su sobrina, se dio cuenta de lo importante que era conocer las bases del sueño y el descanso de los bebés para que toda la familia pueda disfrutar de la maternidad/paternidad sin que las horas de dormir se vivan como algo terrible y así conseguir que el descanso de todos se vea afectado lo menos posible. 

Por eso se formó como asesora del sueño y nació SleepyBebes, de las ganas de ayudar a otras mamis como ella, a disfrutar hasta de las etapas más complicadas con sus bebés y eliminar la idea de que un bebé debe llorar en asociación con dormir. Puedes consultar su web pinchando aquí pinchando aquí

 

--GRACIAS--
Si te ha parecido interesante compártelo con amigos y familiares que vayan a ser papis estos días y déjanos tu comentario, nos encantará leerte 🤗
        

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Voy a Probar suerte Spinner icon