LACTANCIA: DESCUBRE QUÉ DEBES CONOCER PARA NO DESESPERARTE POR EL CAMI – Trocitos de ti

✨Llena de felicidad tu hogar y compártela con los tuyos✨ 🚚 Envío GRATIS a Península a partir de 20€ 🚚

LACTANCIA: DESCUBRE QUÉ DEBES CONOCER PARA NO DESESPERARTE POR EL CAMINO

Para este artículo hemos contado con la colaboración de Laura, Directora de BabyNature (www.babynature.es) Centro especializado en el embarazo, parto y crianza respetuosa.

¿QUÉ ENCONTRARÁS EN ESTE ARTÍCULO?

1) ¿QUÉ DETERMINA EL ÉXITO DE LA LACTANCIA MATERNA?
2) ¿CUÁL ES EL PROCESO BIOLÓGICO DE LA LACTANCIA?
3) ¿SIEMPRE SUBE LA LECHE?
4) OTRAS DUDAS

1) ¿QUÉ DETERMINA EL ÉXITO DE LA LACTANCIA MATERNA?

Una buena formación en lactancia durante el embarazo, puede marcar la diferencia para tener éxito durante esta etapa. Hay que tener en cuenta que parte de las lactancias maternas que no salen adelante se debe a falta de información.

Además, también tiene un papel clave el apoyo recibido por parte de la familia, entorno, personal médico…

En este sentido te interesará saber que existen grupos de apoyo a la lactancia. Hay una iniciativa europea llamada Iniciativa IHAN (Iniciativa Hospital Amigo del Niño) Se trata de una red de centros generada alrededor de cada hospital que forma parte de esta iniciativa a los cuales puede llamar de forma gratuita cualquier mujer que tenga dudas sobre la lactancia. Infórmate con tu matrona u hospital sobre los centros que pertenecen a esta iniciativa en tu comunidad.

Respecto a tu entorno, infórmate entre tu familia y amigas cómo han sido sus lactancias. Así podrás conocer quién dispone de información, quién no y saber en quién te puedes apoyar más ante las dificultades que te puedan surgir durante el proceso

Laura es asesora de lactancia desde hace 7 años. Se certificó en este campo después de que le cortasen la lactancia con su primer hijo por una negligencia médica.

Las asesoras de lactancia son asesoras y te ayudarán a comprender este camino y a avanzar por él, pero si detectan algún problema médico no deciden ni tratan, derivarán el caso al personal médico. Es un especialista el que debe decidir qué pruebas realizar en caso necesario y las pautas a seguir.

Los IBCLC (del inglés International Board Certified Lactation Consultant) son profesionales con el mayor nivel de formación en lactancia. Éste es uno de los perfiles profesionales hacia los que derivarán un caso las asesoras de lactancia en caso de detectar algún problema. 

Aunque durante el embarazo se den cursos sobre lactancia, el trabajo complicado está en que tú y tu bebé os fundáis en cada toma cuando tu bebé se ponga a mamar. Por eso es importante que sepas cuál es el proceso, que te explicamos a continuación.

2) ¿CUÁL ES EL PROCESO BIOLÓGICO DE LA LACTANCIA?

Desde que un bebé niña se forma como feto (embriogénesis) la formación fisiológica de su cuerpo ya tiene el mecanismo de la lactancia en su cuerpo y nace con el tejido mamario en su pecho. Este tejido irá evolucionando con los años. De la misma forma que nacemos con la reserva ovárica que tendremos durante toda la vida.

Al ir creciendo, ese tejido se va rellenando con materia grasa, momento en el que empiezan a salir las mamas. En la adolescencia ese tejido va evolucionando un poco. Por eso, a partir de la primera regla, hay chicas que notan cómo durante el periodo los pechos se ponen más duros y en ocasiones duelen un poco (este fenómeno se llama mastodinia)

Cuando una mujer se queda embarazada, ese tejido comienza a crecer y se crean ramificaciones (conductos galactóforos). Al final de estos conductos se encuentran los alveolos (formados por lóbulos y lobulillos), que se terminan de formar cuando la mujer da a luz y es el lugar donde se produce la leche, esta fase se conoce como lactogénesis I. A la hora de dar el pecho irá hasta el pezón a través de las ramificaciones que comentábamos antes. Esta es la fase de la lactogénesis II

Durante el embarazo el cuerpo utiliza todas las hormonas del cuerpo según su conveniencia. Para tener un embarazo necesitamos la progesterona, que inhibe la prolactina, una de las hormonas principales para la lactancia. El cuerpo no segrega prolactina hasta que baja el nivel de progesterona. Esta bajada de progesterona se produce después del parto y a partir de ese momento la prolactina, junto a la oxiticina y otras hormonas producen la leche. Momento en el que se produce la lactogénesis que comentábamos anteriormente.

Pasamos ahora a la lactopóyesis, fase de producción de leche. Cuando se expulsa la placenta se produce un pico de oxiticina, baja la progesterona y aparece la prolactina. En ese momento se empieza a mover el mecanismo de la lactancia y es muy importante que durante las dos primeras horas después del parto el bebé empiece a mamar. ¿Por qué? La succión del bebé es la pieza que falta para que este mecanismo se ponga en marcha. Por esto es tan importante el protocolo piel con piel.

Además, el piel con piel permite al bebé recuperar la energía perdida durante el parto y regular sus constantes vitales, respiración, ritmo cardíaco y temperatura. También tiene una parte emocional muy importante, ya que el bebé reconoce su entorno a través del contacto con su mamá. Así que cuando nace y se engancha al pecho tiene los que más necesita: comida y la banda sonora que le ha acompañado durante todo el embarazo: el latido del corazón de su mamá.

¿Qué pasa cuando no es posible iniciar el protocolo piel con piel después de dar a luz por alguna complicación durante el parto o postparto? En este caso se aconseja que lo haga otra persona, especialmente la pareja de la mamá.

Cuando vuelvan a estar juntos bebé y mamá hay que recuperar el “tiempo perdido” Esto no quiere decir que no vaya a subir la leche.

Cuando ya estés con tu bebé en la habitación después del parto puede que te plantees ¿cuántas veces le doy el pecho? ¿cómo se lo doy?

Si el bebé ha sido prematuro, el neonatólogo te indicará qué pautas seguir.

Si el bebé pesa como mínimo 2,7 kg y ha nacido a término y sin problemas déjale dormir lo que necesite, no hace falta que le des biberón aunque es cierto que cuantas más veces esté en piel con piel con su mamá, antes subirá la leche. Esto es más importante las primeras 24-48 horas para asegurar la subida de la leche y te quedes más tranquila.

La macrobiota del bebé está en fase de creación en este momento y solo está preparada para recibir leche materna.

Cuando existe algún problema y la mamá no puede dar el pecho, o ha decidido no hacerlo, ¿sabes que existen bancos de leche? Puedes preguntar en tu hospital por esta opción. Por orden según los beneficios para el bebé estaría la leche artificial o leche de fórmula. Sea cual sea la opción que lleves a cabo serás la mejor mami del mundo para tu bebé ❤️

“Puede que haya muchos tropiezos en el camino de la lactancia, pero si estás acompañada seguirás hacia delante”

Asegúrate de que el personal médico que te atiende tiene formación específica en lactancia y siéntete totalmente libre de pedir una segunda opinión si ante un problema específico de lactancia si no estás 100% convencida con las opciones que te presenten. En ocasiones, ante un problema de lactancia te pueden decir que pases directamente al biberón pero en ocasiones, si se busca cuál es el origen del problema se puede localizar y solucionar y podrás seguir con la lactancia materna si así lo deseas.

3) ¿SIEMPRE SUBE LA LECHE?

Si no hay ninguna patología sí. Antes o después sube

Desde la semana 4-26 del embarazo, el pecho produce el calostro y al final del embarazo el pecho tiene una gran reserva. ¿Cuál es su función? El calostro es un “chute de energía” para el bebé. Lo necesita porque ha perdido mucha energía durante el parto y además necesita esa energía mientras se produce la subida de la leche, que no es inmediata. Esta subida suele tardar entre 50 y 72 horas y en un 25% de los casos se puede alargar algo más.

Como hemos visto, éste es un proceso hormonal y si la mamá tiene algún problema de este tipo puede que la lactancia se retrase. La diabetes, el híper o hipotiroidismo y la obesidad pueden ocasionar problemas en este sentido si no están regulados previamente. Un especialista decidirá los pasos a seguir.

Además, el estrés hace que la lactancia también se pueda retrasar. También las cesáreas programadas, en este caso porque se altera el proceso natural del parto. En este último caso se debe estimular el pecho en mayor medida con el bebé. Será la manera en la que el cuerpo sabrá que tu bebé ya ha nacido.

En este punto, es importante que sepas cómo afecta la parte emocional. Necesitas un ambiente de tranquilidad e intimidad. Especialmente la intimidad es algo que en el hospital no se suele tener. Sobre todo si recibes visitas de forma continua. Sabemos que tu entorno estará deseando conocer al nuevo miembro de la familia y felicitaros, pero plantearos indicar a las visitas que vayan a veros cuando ya estéis en casa. En caso de que recibas visitas, es importante que tu pareja haga esa labor de ayuda y que cuando toque dar el pecho indique a las visitas que salgan de la habitación si así estás más cómoda.

“Da el pecho solo delante de quien quieras, si te sientes cómoda con la situación no se producirá oxitocina ni prolactina y por lo tanto no subirá la leche en ese momento” 

4) OTRAS DUDAS QUE SURGIERON DURANTE EL DIRECTO DE INSTAGRAM

¿Puedo dar de mamar a mi bebé si me han operado del pecho?

Se necesitan más datos y un profesional es el que tiene que valorar cada caso y dar las indicaciones correspondientes.

Las mujeres que hayan pasado un cáncer de mama, pueden dar el pecho siempre que ya se encuentren en una fase estabilidad. Durante estas operaciones se intenta extirpar la menor cantidad posible de tejido mamario precisamente para que esa mujer pueda dar el pecho. De todas formas, como comentamos antes, es el personal médico el que debe indicar los pasos a seguir.

En el caso de operaciones estéticas tu médico tendrá que indicarte si es aconsejable o no, ya que en cada caso específico el médico sabe exactamente cómo ha sido la operación y las precauciones que se deben seguir al respecto.

A mi bebé le costó engancharse al pecho al nacer y al final lo hizo con pezonera, ¿cómo se la quito para que tome el pecho directamente?

En el feto, uno de los primeros instintos que se desarrollan es el de succión y a lo largo de todo el embarazo el bebé succiona continuamente cogiendo y expulsando el líquido amniótico. Están así todo el tiempo y lo usan para dormirse, relajarse, comer…

"La técnica de succión del bebé es perfecta pero lo complicado de la lactancia es que mamá y bebé se fusionen"

Pero si el bebé se acostumbra al tacto de la pezonera, después el pezón le resultará algo extraño. La recomendación aquí sería que a mitad de la toma le desenganches (recuerda romper el vacío que hace el bebé al succionar), te quites la pezonera y le enganches directamente al pezón. Seca la leche que puedas tener en la areola para que tu bebé no “resbale” y le resulte más fácil engancharse.  

¿Por qué a mitad de la toma? Porque al principio de cada toma el pezón está en su estado normal, pero a medida que el bebé succiona el pezón, al ser un músculo, se va estirando. De esta forma a tu bebé le resultará más cómodo engancharse.

Te recomendamos el uso de la pezonera en estos casos, de manera inicial y transitoria y que poco a poco la vayas quitando:

  • Pezón invertido imposible de sacar. Cuando el bebé, a través de la succión consiga sacar el pezón, puedes quitar la pezonera siguiendo las pautas que comentábamos hace unas pocas líneas.
  • Pezones muy cortitos
  • Frenillo del bebé que está en un grado tan bajito que no podemos cortar o que anatómicamente poco a poco se va a ir alargando para que el bebé consiga engancharse bien

Si finalmente usas pezonera tiene que tener la medida de tu pezón y cada marca tiene distintos tamaños. ¿Cómo saber cuál es tu talla correcta?  Aquella en la que tu pezón entre en el centro sin rozar ninguno de los bordes.

¿Por qué decimos que solo inicialmente y de forma transitoria? Porque si te acostumbras a ella luego es un engorro.  imagínate que sales a comer/cenar con unos amigos y llevas a tu bebé. Solo te has llevado una pezonera porque la otra se te ha olvidado en casa. Cuando llegáis al restaurante tu bebé quiere comer. Sacas la pezonera, te la pones y en un movimiento del bebé durante la toma la pezonera se cae al suelo ¿qué haces en ese momento que estás a media hora de casa...?

¿Cómo evitar y curar las grietas de la lactancia?

El pezón es un músculo y con la lactancia se tiene que acostumbrar a trabajar cada día 2,5-3 horas, lo normal en un bebé recién nacido.  Además, cada uno trabaja de forma continua unos 25 minutos o más si la fuerza de succión del bebé es pequeñita.

El pezón se resiente y es normal que en las primeras semanas aparezcan pequeñas grietas, incluso alguna más enrojecida o que sangre un poco. Esas grietas deben ir desapareciendo y para saber si son de este tipo o son de posición; es decir, que el bebé no está bien colocado, te tienes que preguntar ¿Al principio de la toma siento dolor pero dejo de sentirlo a lo largo de esa toma? Si lo sientes al principio pero a los 15 segundos va disminuyendo hasta que desaparece al final de la toma está dentro de lo normal.

Sin embargo, si va en aumento indica que el bebé está mal colocado y quiere decir que la fricción entre tu pezón y el paladar duro del bebé ha sido lo que ha creado la herida. El pezón debe estar en el medio de la boca de tu bebé, sin que roce nada más. En caso contrario la grieta irá creciendo a lo largo de las tomas y al final del día se hará insoportable, haciendo que no puedas poner a tu bebé en el pecho. En este caso debes consultar con un especialista.

Puedes usar estas cremas según lo que necesites (en caso de duda consulta con un especialista):

Vea Olio: Para esas pequeñas grietas que son normales y no se pueden evitar. Tiene vitaminas cicatrizantes, aloe vera.

En caso de que la grieta esté abierta y sangrante lo más recomendable es agua, jabón y aire. En caso de dudas consulta con un especialista.

Me han salido bultitos durante la lactancia, ¿qué son?

Esos bultos son retenciones de leche. Es importante que te palpes el pecho para ver si tienes alguno, puedes aprovechar a hacerlo, por ejemplo, cuando te duches. ¿Por qué aparecen? Porque los conductos de lactancia se han quedado obstruidos.

Eso es un inicio de mastitis y puedes ayudar a evitarlo siguiendo esta pauta “Calor + Masaje + Bebé”:

  • Calor: Aplica calor en el pecho para vaso dilatar lo conductos
  • Masaje: Masajea la zona para que la musculatura se expanda y se relaje
  • Bebé: Coloca al bebé para su toma y mientras esté comiendo haz un movimiento de ondas sobre donde esté el bultito para permitir que se deshaga. 

Puede que no se deshaga en la primera toma, pero si incides siguiendo estos pasos a lo largo del día se deshará. 

 

Lecturas recomendadas:

Amar con los brazos abiertos, de Carmela Baeza

Tú eres la mejor madre del mundo, de José María Aparicio

 

--GRACIAS--
Si te ha parecido interesante compártelo con amigos y familiares que vayan a ser papis estos días y déjanos tu comentario, nos encantará leerte 🤗
                                                    

    Dejar un comentario

    Nombre .
    .
    Mensaje .

    Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

    Voy a Probar suerte Spinner icon